lunes, 25 de mayo de 2009

Excesos y súplicas


Bajé corriendo los escalones que me quedaban y busqué a Lucía por la planta principal de la casa.

No había rastro de ella.

- Lucía - grité, mientras el teléfono continuaba sonando.

Nada. Sólo silencio. Pensé un segundo, y atendí.

- Hola - dije.

Del otro lado, como era de esperarse, la voz de Manuel,casi irreconocible.

- Te extraño Miranda - balbuceó -Soy un idiota, un perfecto idiota. ¿Te perdí? Decime que no te perdí, por favor decímelo.

- ¿Qué es esta escenita Manuel? ¿Qué hacés tomando a esta hora de la mañana? - pregunté

- Es que ya no sé qué hacer - hizo una pausa en la que lo imaginé tratando de sostenerse e hilvanando alguna frase medianamente lógica para decirme
- Pensé que si te cortaba el crédito vendrías a casa otra vez conmigo, pero no.... Yo te perdono lo del flacucho ese, ¿sabés? Te perdono, te perdono, Mirandita.

- ¿De qué flacucho me hablás? ¿De Octavio? Mirá Manuel, no es momento para hablar, y me parece patético de tu parte que te aferres a una botella de whisky para pedirme disculpas y decirme que me perdonás. Ya hablamos todo, ya no hay más.No insistas por favor y dejame hacer mi vida - dije, demasiado seria para el estado en que él se encontraba.

- No, no quiero.No puedo estar sin vos. ¡Soy un idiota! - gritó

- Sí, lo sos - lo interrumpí- pero eso ahora no importa. Dejá de comportarte como un adolescente y asumí las cosas como son. En algún momento te vas a sentir mejor.

- Si querés las tarjetas de crédito te las habilito de nuevo, eh. Te lo juro. ¿Qué más querés? Decime, amor, decime.

- Quiero que no me digas más amor, por empezar. Y después, quiero que no me llames más.

- Miranda.... - hizo otro breve silencio.De fondo sólo se escuchaba la radio - no me voy a dar por vencido. Sos lo que más amo en este mundo. Voy a luchar por nuestro amor, lo prometo. Voy a cambiar, voy a cambiar.

- Manuel ....

El "tu, tu" de la línea ahogó las palabras que iba a decirle.

Manuel había cortado, después de un ataque de sinceridad que sólo se lograba con una alta dosis de whisky.

Yo sólo podía preguntarme si en algún momento Manuel sería capaz de entender que lo nuestro había llegado a su fin.

Apoyé el teléfono y fui a la cocina a prepararme una enorme taza de capuchino.

15 comentarios:

Circe dijo...

Guauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!

Anónimo dijo...

di la verdad: ¿No disfrutaste cada segundo la humillación de Miguel?

Miranda dijo...

Circe: Si, recorcholis.
Besos



Anonimo: La de Miguel, no, pero la de Manuel, un poco.

Besos ;)

mia dijo...

Hola miru como andas? veo que la historia dio un giro realmente inesperado, queria comentarte que aunque no escriba aqui te sigo leyendo.
En cuento a mi vida sigue todo igual, tratando de pensar y de reveer mis errores para no cometerlos nuevamente. Mas tarde te mando un mail y te cuento besitos.

El Tano dijo...

Che Miranda, tu nombre verdadero es Miranda o sólo un pseudónimo?
Besos...

PD: yo no me llamo Tano eh! pero sí soy bastante cabrón

Miranda dijo...

Mia: Espero tu mail entonces, y me alegra verte por acá otra vez.
Besos.



El Tano: Segundo Nombre.Y no hace falta que te diga que soy cabrona no?
Besos

La impuntual... dijo...

Pah! pobre tipo!!! q querés q te diga... a mí me da lástima, al menos en este momento.
Ahora vos también... qué guacha!!!
já, já!

Palas dijo...

jejejejeje aqui te sigo leyendo post a post... oh Manuelito este... a la hora que se da cuenta que te puede perder... sigue sigue jjeje

Cris dijo...

Mmmmmm sigo leyendo
Besotes

manuu alvarez dijo...

super interesante

La amante dijo...

A mi me daría tristeza ver a la persona que alguna vez amé en el fondo del mar. Tristeza por él pero mas por mi.

CUCHARITA dijo...

Vaya... no crei que Manuelito terminara pues se veía muy seguro de lo que hacia, pobre tipo!

Piti Sarlanga dijo...

DECIME LA VERDAD, ESTAS DISFRUTANDO DEL ESTADO EN QUE SE ENCUENTRA MANOLO, NO? DEJATE DE JODER, ES TU MARIDO, MIRA COMO ESTA... TE AMA, NO TE DAS CUENTA? CUAL ES LA GRACIA DE VER SUFRIR Y DE HACERLE DAÑO A LA PERSONA QUE SABES QUE TE AMA? EXPLICAMELA PORQUE NO LA ENTIENDO.

Lolita dijo...

Escribes genial.
Felicidades.
Seguiré tus relatos. ;)

maria dijo...

estabas posteando seguido, extraño eso...que paso??