sábado, 23 de mayo de 2009

Cena de negocios


Con las provisiones sobre la mesada de la cocina, que habíamos ido a comprar con Lucía apenas Gerardo confirmaba el evento de la noche, nos atamos el delantal a la cintura y comenzamos a preparar los ingredientes.

Mi menú no era demasiado elaborado.

Pequeñas tartas individuales de diferentes sabores y variedad de ensaladas para la entrada.

Como plato principal, un lomo a la cerveza con papas a la crema y de postre, tiramisú.
Recetas por demás ensayadas en la intimidad de mi matrimonio y que habían logrado más de un elogio por parte de Manuel y hasta de su exigente familia.

Mientras una supervisaba que nada fuera a quemarse, la otra aprovechaba para bañarse.Así nos alternamos para llegar a estar listas ,y sin que se notara nuestro esfuerzo, para las nueve y media de la noche en que Laurie y su mujer llegaron.


Laurie era un hombre de unos cincuenta años, con el pelo algo canoso, pequeños ojos grises y nariz prominente.Elegante al vestir y ameno al hablar. Se lo notaba culto y viajado. Había estado viviendo un tiempo en Madrid, unos quince años atrás, en el intento de dedicarse a la gastronomía con una novia española de aquel entonces.Luego del fracaso de la relación y del negocio, había regresado a Estados Unidos y conocido a Diane, con quien se casó a los cinco meses de conocerla."Cosas del amor"- decía al llegar a esta parte de su relato - "aparece cuando uno ya no lo espera".

Desde ese entonces producía obras de teatro, además de ser dueño de algunas salas del Off-Broadway junto a dos socios.


Durante la cena, intentó hablar conmigo un poco en español para comprobar que aún recordaba el idioma.Sonrió al recordar ciertas expresiones lo que imprimió de cierta cordialidad extra la noche y nos acercó de un modo especial.

Mi comida le parecía exquisita, y Diane no dejaba de pedirme que le pasara la receta de mi salsa hecha a base cerveza.


Nadie había hablado de los motivos que me tenían de huésped en casa de Lucía y Gerardo, hasta que llegó el postre.

Cuando Laurie estaba por llevarse a la boca el primer bocado de tiramisú, Gerardo soltó la esperada frase y la dejó flotar en el aire.


- Miranda es actriz, y de la buenas. No estaría mal que le dieras un papel en tu próxima obra.


Sentí como si la escena se congelara de golpe y comenzara a reproducirse nuevamente pero en cámara lenta.

Mi plato intacto, con mi porción de postre esperando a ser probada y mi taza de café humeante a un costado. La cara de Gerardo, despreocupado, junto a una Lucía atenta y ansiosa.
Diane concentrada en su propio mundo de recetas que ella no prepara, y Laurie con un gesto de quien medita una respuesta apropiada.

En el medio yo, sintiendo que me debatía entre lo que podía haber sido y lo que era.

- Creo que sería una buena idea. Si es tan buena actuando como cocinando, seguramente tendré un lugar para ella.

Sonrió, y todos reímos.

Yo reí, cruzando una mirada cómplice con Gerardo y con Lucía, reí mucho.

Actuaba mejor de lo que cocinaba, así que mi último item de la lista podía tacharse de una buena vez.

14 comentarios:

maria dijo...

Guauuu que giro tuvo la historia...

Anónimo dijo...

Maga---

Miranda, me alegra muchisimo que las cosas esten saliendote tan bien!!
Por primera vez desde q empeze a leerte siento que realmente estas relajada y feliz!
Besoo!

La impuntual... dijo...

ojalá todo vaya bien por el lado de la actuación y sino... DEDICATE A LA GASTRONOMÍA!!!

Abril Lech dijo...

¿Qué momento! Ese delicado momento entre ofrecer y pedir... sin poner en aprietos. ¿Cómo funciona la cosa? ¿De esa manera? Yo no lo se... me gustaria entenderlo... Ojalá resulte! Merde!

Lucre dijo...

La comida no era elaborada?????? Ah no... Para mi no elaborado son unas salchichas de viena... O un huevo duro.

Cualquier cosa que implique el udo de más de un recipiente es elaborado, jajajaa.

Buenísima onda la de Laurie, eh? Veremos como sigue. Besote y buen finde!!!

LaVieEnRose dijo...

ojalá te haya ido bien!
que rico eso q dijiste, me voy a copiar para la cena semanal con mis amigas jeje

besos!

LaVieEnRose dijo...

ojalá te haya ido bien!
que rico eso q dijiste, me voy a copiar para la cena semanal con mis amigas jeje

besos!

El Tano dijo...

Decime que ya te volviste de los estados... sino, mis propuestas de amor se van a complicar! (y no eran en joda che!)
Estás muy productiva con tus post! me gusta...
Besos.

CUCHARITA dijo...

Que bien que esta parte de la historiome dejó respirar de manera continua sin tanto sobresaldo.... un besote!

Miranda dijo...

Maria: Hasta marearme la verdad.besos.



Maga:Bueno, en ese momento al menos lo intentaba.UN besote.

Blonda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Miranda dijo...

La Impuntual: Hubiera sido una buena idea.Besos.




Abril: Si te referis a negociaciones laborales no había tenido nunca una cena de negocios asi que me limité a escuchar.
Un beso!

Miranda dijo...

Lucre: Para mi elaborado es ponerme a amasar, o hacer cosas con masa filo que llevan 500 capas! Pelar verduras y tirar una carne a la cacerola me parece una pavada! Un besote.




LaVieenRose: Ya contare como me fue. Que salga rica la cena.Besote.

Miranda dijo...

El Tano: Siii, ya volvi hace un montón.Pero yo leí mal en tu blog o estabas medio de novio...? Son todos iguales!
Buen finde ;)




CUCHARITA: Te recomiendo que respires ahora y juntes mucho, pero mucho aire para después....Besos.