domingo, 7 de junio de 2009

Pequeño intruso

Brindamos varias veces por el posible éxito del musical y nuestro camino en la actuación.

Ibamos por el tercer trago cuando quiso saber algo sobre mí.
Hizo preguntas básicas: mi estado civil, mi origen, mi edad, como si el resto no importara. Incluso el hecho de que pronunciara la palabra "casada" no lo invitó a ahondar sobre el asunto y se limitó a beber y a formular una nueva pregunta.

Rafael era extrañamente encantador.Sus atributos físicos estaban a la vista.
El resto, lo que hablaba y lo que callaba, lo convertía en una mezcla explosiva, en un ser ingenuo y adorable envuelto en un halo de misterio que invitaba a cualquier mortal a querer correr el velo de la incertidumbre para develar la incógnita. Yo era uno de esos mortales. Lo miraba entre seducida y pensante, tratando de imaginar la realidad de su vida.

Cuando se fue haciendo la hora de la cena, le dije que tenía que irme, que me esperaban para comer. Gentilmente se ofreció a acompañarme.
Tomamos un taxi hasta la casa de Lucía y Gerardo. Pensé que Rafael continuaría el recorrido hasta su casa, pero bajó del auto conmigo.Supuse que su caballerosidad lo obligaba a hacerlo, y sonreí pensando lo afortunada que era al encontrar siempre hombres de esa categoría.

Caminamos hasta la puerta.

- La pasé muy bien - dije, dejando entrever mi intención de despedirlo.

-Yo también- dijo él- ¿Acá vivís?

- Sí. Es la casa de un matrimonio amigo.

- Ah, un matrimonio. ¿Vas a cenar con ellos?-preguntó

- Si, claro.

- ¿Puedo conocerlos?

-¿Ahora? - dudé al preguntar- ¿Querés verlos ahora?

-Si. ¿Dije algo malo?- preguntó con su cara de inocencia habitual

-No, no, nada malo. Esperá.

Me sentía tonta y a la vez desubicada ante su pregunta.
Nada había de malo en que se los presentara, sólo que ya me parecía suficiente el tiempo compartido entre nosotros y necesitaba respirar un poco de libertad. Sentía que Rafael estaba metiendo su naríz en mis cosas, y no quería. Me había esperado el tiempo que había durado mi audición, me había invitado a tomar algo, me acompañaba hasta la puerta de mi casa y ahora quería conocer a Lucía y Gerardo. Era demasiado.
"Tal vez me volví arisca", pensé fugazmente.
Quizás no había nada de malo en la actitud de Rafael y cualquier otra hubiera muerto por estar en mi lugar.Era un tipo lindo, muy lindo, caballero, seductor, que mostraba interés en mi.Definitivamente, mi mala experiencia reciente con los hombres me había vuelto susceptible ante ciertas actitudes, pero él no tenía la culpa.Yo estaba comportándome como una idiota.

No era momento de explicarle todo eso, así que me callé y abrí la puerta.
Ingresé al hall llamando a Lucía, como queriendo advertirle que no estaba sola.

Detrás de mí, venía Rafael, quién rápidamente había cerrado la puerta a sus espaldas y hasta había encendido un cigarrillo.

22 comentarios:

El Tano dijo...

mmmm.... no me gusta nada ese muchacho! con la paranoia que hay hoy en día, seguro que termina siendo le violador del Bronx!
echalo a patadas!
Besos...

PD: ahh.. soy primero, grosso!

CUCHARITA dijo...

Pues no me parece bueno que sea taaan entrometido y ademas que no entienda indirectas muy directas como el hecho de la despedida, ademas me parece de mala educacón enceder el cigarrillo justo cuando entraban a la casa, no podia haber fumado a fuera?.. un beso.

Lucre dijo...

Ufff, que denso... Me embola esa gente asfixiante y que te agarra el codo de entrada.

Besotes.

Ámbar dijo...

me da miedo...
muero por saber qué pito toca!

Miranda dijo...

El Tano: Primero!Increible lo tuyo! No tenía pinta de violador ni a palos. Carita de tierno, de publicidad de La Serenisima...no me daba el perfil.
Besos!!



Cucharita: A mi me pareció raro que al menos no pidiera permiso o preguntara si podía fumar por lo menos....igual, eso no era nada en relación a lo que sigue.
Besos!

Miranda dijo...

Lucre: Y se pone peor.
Beso grande.



Ambar: Ya sabrás, besitos.

Selma dijo...

Que feito!!!! lo que estas pasando no se la regalo ni a mi peor enemiga, eso que le deseo todos los horrores del planeta, pero ante la desubicacion, me pone nerviosa la situacion. Te sigo...

Juliett dijo...

Nose porque, pero esto me huele a Manuel.
Un beso Miranda!

lunanueva dijo...

OPS CREO Q SOY AMS ARISCA, NO LO HUBIESE DEJADO LLEGAR A MI CASA A LA PRIMERA Y MENOS SI NO ES MIA, CREO Q ESO NO TRAJO NADA BUENO.

Meli dijo...

mmmmmmmmm tanta confianzaa va a tener!!!?=nononononn ...hay que ser ubicadooo...nose huele raro chee...todo lindo todo lindo pero..ojo al piojo!!jajaja

Miranda dijo...

Selma: Desubicacion es la palabra.
Besos!



Juliett: Lamento no poder decirte ni si ni no...besitos!

Miranda dijo...

lunanueva: Solo me acompañaba, no veia nada malo en eso...al menos hasta el momento.Besos!





Meli: Y...era confianzudo el muchacho. Besos!

LaVieEnRose dijo...

ese tipo de gente me molesta y mucho...muy muy desubicado.

te sigo leyendo!

besos

Miranda dijo...

LavieenRose:Desubicado,si,molesta esa gente.
Beostes.

Anónimo dijo...

No quiero generalizar, pero venezolano tenía que ser para ser tan igualado.
Me imagino que le diste una dosis de "ubicatex"
t.

La impuntual... dijo...

Igual que a la mayoría no me gusta la actitud de este muchacho. Me resulta extremandamente desubicado. Además, que sea lindo, no implica que sea buena gente.
Yo sí soy "arisca", no le hubiese permitido acompañarme y mucho menos "entrar a la casa".
Espero ansiosa el próximo capítulo, saludos...

La amante dijo...

A mi me hubiera dado miedo...no sé, yo ni siquiera me hubiera ido a tomar algo con él! pero vos estabas sola allá, que se yo...yo sí soy arisca!

labiblio dijo...

Yo pense lo mismo que Juliett. Lo mando Manuel, fija!

Circe dijo...

Seguí, pleaseeeeeeeeeeeeeeee!!!
Qué vuelta de tuerca!!!

Miranda dijo...

T: No sabría decirte, no conocía más venezolanos.besos.





La impuntual: Lógico, la belleza no era garantia de nada.Ya me pongo a contar el resto.Besos.

Miranda dijo...

La amante: Eh? Noo, era un tipo lindo, que iba a ser mi compañero...tomar algo no estaba mal, pero me resultaba pesado para un primer día. Besos!





Labiblio: Fija?? Bueh...
Besos

Miranda dijo...

Circe: Ahi sigo, me preparo un cafecito y les cuento.
besos.