lunes, 1 de junio de 2009

La audición

Amanecí mejor, como sumergida en un sueño nocturno que permanecía vigente aún en la vigilia.

Tal vez la emoción de estar frente a una jornada distinta me provocaba una amnesia forzada de lo ocurrido el día anterior, o quizás eran simplemente las ganas de volver a estar bien.


Tomé el texto que había elegido para presentarme a la selección y lo repasé varias veces en el desayuno, frente a una Lucía que soportaba con paciencia mis interrupciones y mis quejas, y que hasta improvisó aplausos cuando logré decirlo sin una sola mueca de insatisfacción.


Después, elegimos juntas la ropa que usaría: un vestido negro, simple, de algodón y unas sandalias sin taco. Me puse una vincha en el pelo, tomé mi cartera y salí.





Seríamos alrededor de treinta personas los que estábamos en el hall de acceso al teatro, a la espera de alguna indicación. Yo pregunté por Laurie, tal como él me había indicado, pero su asistente me ordenó que aguardara junto al resto hasta ser llamada.


La audición era privada, por lo que se hacía bastante tedioso aguardar a que alguno saliera, para al menos conjeturar según sus gestos si la prueba había sido más o menos exitosa.


Algunos repasaban sus textos, otros hablaban entre ellos, o daban vueltas en círculos.

Yo aprovechaba para fumar en la puerta intentando calmar mi ansiedad.


Me tocó ingresar en quinto lugar.

La sala no era demasiado grande, pero el escenario era lo suficientemente lindo como para opacar cualquier mala impresión.


En la primera fila distinguí a Laurie y me acerqué a saludarlo. Sonriente, me presentó al director, al guionista y a dos personas de prensa que se encontraban a su lado.

Después de la presentación, me preguntaron algunos datos, y me hicieron subir a escena.


Con luz tenue, y nervios recorriéndome el cuerpo, comencé a leer mi texto.

No había sonido alguno, más allá de mi voz y mis latidos.

No titubeé un segundo, y pude interpretar mi personaje tal como pretendía.

Sólo faltaba la devolución. de Laurie y compañía.


Levanté la mirada, tratando de interpretar sus rostros.

Parecían conformes con mi actuación pero no emitían una sola palabra.

Me quedé sobre el escenario esperando una indicación, cuando Laurie por fin habló:



- Muy bien, Miranda, muy bien. Ahora queremos escuchar la canción que preparaste.



- ¿Canción? – pregunté - ¿Qué canción?



- Uh – dijo llevándose las manos a la cabeza – No te dije, ¿verdad? Esto es un musical, y necesitamos probar tu talento en el canto.




- No, Laurie, no me dijiste, y además…. – estuve a punto de decirle que era espantosa cantando, pero me contuve.- estuve algo resfriada.




Mentí, con la esperanza de que esa pequeña excusa me permitiera salir corriendo de ahí a tomar clases de canto intensivas para volver a probarme otro día.


Pero la cara de Laurie sugería que no habría tal alternativa.

14 comentarios:

Miranda dijo...

No canto ni en la ducha...


Besos!

La Gula dijo...

Como va a olvidar un dato con TAL relevancia???

Dios!!!...

Igual no es momento de arrugar..a afinar esas cuerdas..y que sea lo que tu garganta quiera!!! jiji

Besos..

luly dijo...

Miranda queria decirte si podias cambiar la letra a la anterior era mas legible, besos!
PD: quiero saber ya que fue de octavio!

Lucre dijo...

Coincido con Luly!!! Esta letra me destroza la vista Miranda... Habrá chances de volver a la anterior? Esperemos que sí, jaja.

Bueno, todo era demasiado bueno para ser cierto, alguna pálida tenía que venir para que sea real, jaja. Pero confío en tu suerte y en tu telento, vas a salir bien parada, sea en esta obra, en otra, con Laurie o sin él. Besotes!

Miranda dijo...

La gula: Se ve que estaba embobado con mi comida y el vino!
Besos!




Luly: Si, es que no sé por qué me pone esta letra. Es que ahora lo escribo en word porque antes lo escribia directo en blogger y mas de una vez se me borró...=(

Vuelvo a hacerlo como antes.Besos.






Lucre: Lo de la letra lo contesté acá arriba, y por lo otro, jajaj, me río para no llorar.
Besos.

El Tano dijo...

Ahí nomás tenías que arrancar con "don't cry for me Argentina"... estirabas las dos primeras oraciones y recibías una ovación de seguro!!!

PD: un boludo resultó este Laurie, y bue... con ese nombre!

Miranda dijo...

El Tano: Ay Tano...si supieras!! Ya contaré, ya contaré.Lo pienso, y me hago pichín de la risa.

besos.

Anónimo dijo...

Maga----


muy graciosa la palabra pichin!!! jajaja

y ahora de que te disfrazas??? q ganas de saber como siguio!!!

Angie dijo...

que garrón!!! a mi me llegan a decir eso y me muero.

La amante dijo...

Me muero...si estoy ahí me muero de vergüenza, igual vos sos una actriz entrenada pero son esos momentos que el mundo se para y decís "que hago?"...
Quiero saber que hiciste!!!!

La impuntual... dijo...

Estoy segura que de esta zafàs tambièn así como lo has hecho de tantas otras situaciones complicadas.
Besos.

Meli dijo...

aa improvisar se ha dicho!!seguroo pasas esta prueba....se viene la nueva vida de miranda?ojala que asi sea...exitos desde aki!!besosss

AnDy de los Remedios Rimondi dijo...

Uy, que desiluciòn!!!.. tenìas tantas espectativas !!!... Bueno, veremos que sigue...

Besos Miranda!

Marina dijo...

Miranda: estamos a miercoles... nos tenes aca pendientes de que subas algooo dale ponete media pila, falta post de martes y de hoyyyyyyyyyyy!!!!!