miércoles, 29 de julio de 2009

Flores en agua



Clara y El Tano se instalaron en la casa de Lucía y Gerardo.
De sólo pensar que durante los próximos días iba a poder compartir el desayuno con mi amiga me daban ganas de saltar en el lugar como cuando era chica y me alegraba con los sobres que contenían las figuritas del álbum que me faltaban.

Esa noche fuimos a cenar todos juntos. Competimos, sin quererlo, para ver quién hablaba más en la mesa. Queríamos decirnos todo al mismo tiempo, comer, pedir más vino y hasta brindar por el reencuentro y el estreno. Demasiado. Un exceso de felicidad impensado.

Claro que en el paseo de vuelta pude tener a Clara para mí sola. Me pegué a su lado para fumar mientras andábamos y para que me pusiera al tanto de lo que pasaba en Buenos Aires.

No sabía nada de Manuel, lo que me dejaba tranquila aunque siempre a la espera de que en algún momento decidiera fastidiarme con su incapacidad para resignarse. Mamá y papá le habían dado un regalo para mí, que me lo daría al llegar a la casa de Lucía, y que resultó ser una cadenita con dijes que auguraban buena suerte al por mayor.

Con El Tano las cosas iban muy encaminadas, lo que me daba un plus de alegría al ver como brillaban sus ojitos al mirarlo de reojo mientras me lo contaba.

Llegó el turno de Octavio.

- Hace unos días que ni El Tano ni yo lo vemos. Sólo lo llamé dos veces por teléfono para hablar de tus notas que aparecían en la web y para tratar de convencerlo de que viniera. Pero bueno, no pudo, ¿viste?

- Sí, ya me lo contaste. ¿Cómo fue que te dijo que no podía venir? ¿Qué excusa te dio?

- Ya te dije, la falta de guita, Miru. Ah, y tenía un proyecto grande en el laburo, creo.

- Bueno, me alegro por él.

- Dale, zonza, alegrate en serio. Seguro que te mandó mail. ¿Ya los chequeaste?


Al llegar a casa fue lo primero que hice. Abrí mi cuenta de Gmail y ahí estaba.


Para:mirandarey@gmail.com
De:octavio@gmail.com
asunto:¡Exitos!

Mir, no sé si alcanzo a saludarte y pegarte un abrazo virtual antes del estreno. De todas maneras sabés que voy a estar ahí presente en una butaca especial, al menos con mi imaginación.

Me hubiera gustado estar en este día y entregarte las flores en mano, pero...también me hubiera gustado que muchas cosas fueran distintas.
La idea que me persigue desde que leí tu nota y fantaseé con los tipos que puedan andar detrás tuyo, no me deja dormir. No sólo eso, ya se adueñó bastante de mis días. Ese pensamiento, que tal vez te parece ridículo, me asalta sin aviso mientras me lavo los dientes, cuando manejo y cada vez que quiero concentrarme en algo. Ahí está, jodiéndome sin tregua.

Tal vez sea una señal, un aviso de algo que no podés decirme, no sé. ¿Tendré que entender que la distancia te hará enamorarte de otro?

Por ahora, sólo se me ocurre pedirte un tiempo para ver como sobrevivo a esta pequeña tortura que me inventé para tener algún motivo nuevo para enojarme con vos.

Cuidá mis flores.

Y perdoname.

Yo





Cerré los puños al mismo tiempo que mis ojos, llena de desencanto y bronca.
Conté hasta doscientos, encendí un cigarrillo y puse las flores en agua.






22 comentarios:

Ashiku dijo...

¡Qué lejanos parecen tus hombres ahora! Confieso que de Manuel ya ni me acordaba...

-º-º-º- Flor -º-º-º- dijo...

Menos mal que no lo leiste antes del estreno...

Vir dijo...

xD! Cómo me gustaría que las cosas fueran diferentes...
adhiero con lo que dice Flor, mejor después que antes.
Mirá el vaso medio lleno. sé que podés.
beso

Miilú dijo...

ufff, concuerdo menos mal que lo leiste despues.
Ai, lei todo todo tu blog, me encanto absolutamente todo de él.
Nueva seguidora.
besos!

Cris dijo...

Te sigo leyendo !

bESOS

Palas dijo...

eeemmmmm... sin palabras...

Saluditos Miranda! = )

Nana Banana dijo...

Para eso que no hubiera escrito nada!

Selma dijo...

Hola, bueno se que te va costar, pero creo que hay que entender, que Octavio se sintio superado por todo lo pasado, con tu h d p de marido que tenes. Te dejo besos y sabes que te sigo a full...

Velo dijo...

Noo bajón, te pegó un palazo en la nuca.

Solo esperar a ver que sigue, un beso.

Remotamente cerca dijo...

Me atrapo tu historia, estoy poniendome al dia....a veces es mejor el silencio a ciertas palabras...y si!! suerte que lo leiste luego del estreno. Besos, sigo atenta

Ashiku dijo...

Vamos que se marchitan las flores!!!

Miranda dijo...

Ashiku: Jaja, en serio? Wow!

besos

Miranda dijo...

Flor: Tal cual, me hubiera arruinado mi momento de gloria =)

besos

Miranda dijo...

Vir: Si, en ese momento costó, pero sirvió para aprender mucho.

Un beso.

Miranda dijo...

Miilú: Bienvenida entonces!
Suerte que lo leí después, todo pasa por algo, no?

Besos

Miranda dijo...

Cris: Qué linda! Me pasas el aviso para que sepa que estás del otro lado, una grosa!

besote

Miranda dijo...

Palas: Muda, no? Yo me quedé igual.

Beso.

Miranda dijo...

Nana: Andá a decírselo!

Yo lo comparto, eh!

beso

Miranda dijo...

Selma: Si, bueno, superado o no, no era buen momento para hacerme un planteo semejante, no?

Sé que me seguís, beso!

Miranda dijo...

Velo: Me desnucó sin aviso!!!

Un beso

Miranda dijo...

Remotamente cerca: Bienvenida! Te sugiero que empieces por el principio porque lo más probable es que si no lo hacés no entiendas nada...je.

beso

Miranda dijo...

Ashiku: Acá estoy, ya me pongo a escribir!!

Beso