sábado, 18 de julio de 2009

Alegría por tres



Después de mi clase de canto, y llevándome a cuestas las felicitaciones de la profesora por mis grandes avances, decidí ir a caminar por el Soho.


Una vez ahí, la idea de pasear sola y poder disfrutar de la ausencia de Rafael, dejó de parecerme una buena alternativa cuando vi a Laurie tomando café en el mismo bar al que yo acababa de entrar.
Apenas me vio le hizo señas a su acompañante, un hombre unos diez años mayor que él, y se acercó a saludarme.

Hablamos sólo unos minutos, los suficientes como para pedirme disculpas por el episodio de la mañana y por haber sido descortés sobre el final.

Sin duda, lo que yo creía que podía llegar a jugarme en contra en mi carrera, sólo había sido un inoportuno traspié producto de mi personalidad impulsiva.

Todo está en orden - pensé mientras lo saludaba con la promesa de vernos en el ensayo.

Tomé un capuccino macchiato junto a la vidriera, mientras dejaba mi mente en blanco por una media hora.

Lentamente, volvía a ser la misma Miranda de antes de conocer a Rafael.




Cuando llegué a la casa de Lucía, lo primero que hice fue tomar el teléfono y marcar el número de Clara. Realmente extrañaba a mi amiga.


Clara
- Hola.

Miranda
- ¡Hola amiga!

Clara
- ¿Mir? No te puedo creer...¡justo estábamos hablando de vos!

Miranda
- ¿Hablando? ¿Quiénes?

Clara
- El Tano, Octavio y yo...

Miranda
- Escuchame atentamente, Clara. No se te ocurra decir nada que les permita darse cuenta que estamos hablando en clave. Vos sólo decime si o no a lo que yo te pregunto. ¿Dale? Bueno, tampoco seas muy obvia, no digas "si, no, si, no" como un ping pong, ¿okey?

Clara
(comprendiendo)
- Ah, dale, dale.

Miranda
- ¿Está solo o está con la chiruza?

Clara
- Sí, está bien.

Miranda
- ¡Genial! ¡Te preguntó por mí?

Clara
- Como siempre, Miru.

Miranda
- ¡Ay, qué lindo!¿Sigue saliendo con la enana pigmea?

Clara
- Me mataste...hace unos días te hubiera dicho que sí, hoy no sé. Está raro el clima.

Miranda
- ¿El clima? ¿Qué clima?

Clara
(riendo)
- Ay, nena. ¡Al final la lerda sos vos!

Miranda
- Ah...perdoname. ¿Te parece que están raras las cosas entre ellos, decís?

Clara
- Tal cual, tal cual. Uh, esperá, esperá, que alguien te quiere hablar. Besit...

Antes de que pudiera despedirse por completo, Octavio le robaba el tubo y me sorprendía del otro lado del teléfono.

Octavio
- Hola bombona.

Miranda
- Epa, como estamos de cariñosos. ¿Te suprimeron la dósis de mimos marca rubia desteñida?

Octavio
(divertido)
- No cambiás más, eh. Igual sabés que yo te quiero así, ¿no?

Miranda
- Bueh, quién sabe. Digamos que sí, pero no es un sí rotundo, que te quede claro.

Octavio
- ¿Y para que sea un sí rotundo que debería pasar?

Miranda
- Primero, enterarme que a la mongui esa no la ves más. Segundo, que me demuestres que me amás más allá de un par de mails. Tercero...

Octavio
- ¿Tercero?

Miranda
- No sé, a veces creo que te exijo demasiado.

Octavio
- Veo que soplan aires de cambio en Nueva York. Me alegra que seas capaz de reconocer algunas cosas.

Miranda
(cambiando el rumbo de la charla)
- ¿ Vos para que me querías hablar?

Octavio
- Para desearte suerte. Me dijo Clara que empezás los ensayos el lunes.

Miranda
- Ah, sí, sí, gracias. ¿Sólo eso te contó?

Octavio
- Sí. ¿Había más para contarme?

Miranda
(recordando el mail a Clara dónde le contaba la aparición de Rafael)
- Supongo. De todas maneras, lo que te comentó es lo más importante hoy por hoy. Bueno, tengo que ir cortando. Ya sabés que acá no pago nada, no me gusta abusar.

Octavio
- ¿Te puedo llamar yo en estos días?

Miranda
- Sí, dale, anotá mi celular y de paso dáselo a Clarita. Es xxxxxxxx. ¿Anotaste?

Octavio
- Sí, lo agendé en el mío. Te llamo. Cuidate mucho y no te olvides de mí. Te quiero.

Miranda
- Yo también. Besos.


Después de unos cuantos días de angustia, la recompensa había llegado por triplicado.
Mi apuesta a Broadway seguía intacta y con un plus de reconocimiento por parte de mi profesora.
Mi amiga Clara me demostraba, una vez más, lo enorme que era como amiga y, como frutilla del postre, un Octavio "disponible" al menos en apariencia, volvía a recordarme que mi paso por New York tenía un único objetivo: Volver a convertirme en la persona de la que él se había enamorado.

26 comentarios:

Anavril dijo...

Muy bien!! ojalá y te dure nena....decia mi abuela. jaja

-º-º-º- Flor -º-º-º- dijo...

cuanto que para el estreno de la obra recibis visitas de Buenos Aires?

Ashiku dijo...

Qué lindo todo!! Pero por qué miércole estás hoy con tu marido?? ¡No lo puedo entender!

Desencantada hasta los huesos dijo...

Ay, me lei todo tu blog de punta a punta....hay tantas similitudes entre tu Rafael y mi Nacho, entre tu Manuel y mi Nacho. Uf, te entiendo nena, espero que no hayas quedado loca como yo.

Te sigo, un beso

Vir dijo...

me encanto!!!al fín un poco de luz y aunque no sé si octavio es mi preferido (rafael seguro no es) este airecito a ilusión hace bien.
me morí cuando le saca el telefono a clara y le dice hola bom...
GENIAL!!!!!!!!!!!!!!!!

Velo dijo...

La paz sea bienvenida dijiste.

La impuntual... dijo...

Ups! q cambioooooos!!! pero algo me dice que la paz no va a durar mucho...
saluditos!!!

Miranda dijo...

Anavril: Uf...lo sabia que era tu abuela :)

Besitos!

Miranda dijo...

Flor: Ahhhhhhh.....

besos y buen finde!

Miranda dijo...

Ashi: Ni lo vas a entender cuando te lo cuente ;)

Besos varios (para repartir)

Miranda dijo...

Desencantada: Bienvenida! Si te pasó algo del estilo seguro sabrás entenderme...y yo compadecerte.

Besos!

Miranda dijo...

Vir: Todavia me acuerdo de su "bombona"...:)

Y no digas que no sabés si te gusta mucho Octavio porque acá, sus fieles defensoras, te van a arrancar las mechas,jaja

Un beso

Miranda dijo...

Velo: Si, tal cual. Pero en mi caso nunca podía tener la certeza de cuanto duraría.

Un besito

Miranda dijo...

La impuntual: Vienen épocas de paz con sobresaltos de vez en cuando...

Buen finde, besotes.

viviendoconelenemigo dijo...

¡Qué vuelva Rafi!

¡Pasámelo a mí! ¡Encima es el hijo de un gran productor de Broadway!

¡RAFI LOVIÚ!

Ashi dijo...

Jajajaja!!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

uyyy voy a leer para atras, creo haberte leido antes, así que ya mismo me pongo al día.

Te sigo!!!!

besos

Miranda dijo...

Viviendo con el enemigo: No te lo sugiero, pero si querés te digo donde ubicarlo...bueh, si podés. Ya contaré.


besos!!!

Miranda dijo...

Ashi: Claro...sólo queda reirse ;)

besotes

Miranda dijo...

Sweet Carolain: Bienvenida. Qué lindo tenerte en mi blog.
me río mucho con tus posts y tus videitos.

;) un beso

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

Gracias miran, al costadito del post, en mi blog, aparece el cosito para seguir el blog, te invito. besos! y sigo leyendo, obvio!!!!

Selma dijo...

Bueno una buena noticia, despues de tanto yugarla, el loco desaparecio y aparecio el alivio en forma de hombre y uno que no te era indeferente. Besotes y nos leemos y te sigo...

Ashiku dijo...

Seguí yaaaa o me como el máus, jajaja!

Marido está intrigado con cómo sigue la cosa pero no lo quiere confesar, eso sí, tuvo toooodas las reacciones (parecen un estereotipo) de los hombres que comentaban por acá hace unos meses. Igual, te banca!

Palas dijo...

ohhh que bueno, esas cosas que nos dejan al final del día una sonrisa de oreja a oreja...

besitos!

Ashiku dijo...

Ya está, deduje todo: este chico estaba en libertad condicional y el padre era la fianza.

P.E.P.E. ® dijo...

...y si las buenas épocas se asoman, a abrirles los brazos y cerrar los ojos, no?