domingo, 18 de enero de 2009

El lugar de las lágrimas





Cuarenta y cinco días después, mi ilusión se terminaba.
Envuelta en sangre iba mi esperanza y teñida de rojo quedaba una Miranda con las manos vacías y el corazón hecho un ovillo.

Embarazo ectópico, fue el diagnóstico, pero para mí no importaba el nombre científico sino el silencio que invadía mi cuerpo.

Ni el abrazo eterno de Manuel podía consolarme, ni sus palabras sobre el futuro, ni el optimismo del médico.
Con el correr de los días, comencé a culpar a Manuel.Le reprochaba su falta de ganas de tener ese hijo, como si eso hubiera condicionado al destino.Necesitaba culparlo, transmitirle un poco de mi angustia, que sintiera parte de mi tristeza, que cargara con algo más que la tarea de acompañarme en el duelo.


Desde ese día, la palabra embarazo quedó velada, como si un conjuro la hubiera hecho desaparecer de nuestras vidas. Si bien tuve algunos atrasos que podían hacerme creer que había llegado una nueva oportunidad a mi vida, ninguno terminó convirtiéndose en un hijo, hasta hoy.

Si no era por un motivo, era por otro, y así me pasé recorriendo clínicas y escuchando a doctores entendidos en fertilidad.

Sé que a Manuel no le preocupa, y ahora entiendo el motivo.Ser padre no le genera ansiedad ni expectativa, porque para él no es novedoso.


Por las noches, cuando estoy por quedarme dormida, pienso en la cantidad de lágrimas que lloré en tan poco tiempo.Litros, mares, océanos de lágrimas que habrán ido a parar a algún lugar sin nombre, al mismo al que viajaron mis sonrisas.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora queda mas clara tu reaccion de frio razonamiento al descubrir la deslealtad de Manuel, ya tenias un callo en tu corazon, por la perdida de tu hijo, la fraldad de el frente a la noticia del embarazo tu imposibilidad de quedar embarazada nuevamente,etc. todos esos hechos te fueron formando mas racional y menos impulsiva. Besos

anatel dijo...

Hay un pasaje en el libro de El Principito que dice..."es tan misterioso el país de las lágrimas"...Todos los que ya te queremos mucho y que te "sentimos" en éste,"nuestro" sitio,te abrazamos re-super-ultra fuerte!!!!

Cris dijo...

Cuando perdes un embarazo de pocos días o pocos meses algunos te consuelan diciendo "es muy normal, más normal de lo que uno se imagina". Eso lo sé, pero para las que hemos pasado por eso siempre va a ser un hijo perdido y no queremos que se compare con lo muy normal de nadie.

Zorra M.F dijo...

Siempre es doloroso la perdida de un embarazo, no importa el tiempo o la forma, "duele" igual, me pasò y tmb me llorè un rìo. Admiro profundamente tu fortaleza Miranda.
Sos grande!
Besos a granel...

yo misma dijo...

que bajon!

c@rito dijo...

Perder un hijo debe ser de las cosas más dolorosas del mundo...
Ojalá Octavio sea esa 2da oportunidad que te de la vida para ser feliz en pareja y ser madre...
Un beso

Xochitl dijo...

Hace menos de un año que perdi mis melliz, ese dolor solo lo entiende quien lo ha sufrido. Ánimo, siempre vendrán cosas mejores.

Fluencia dijo...

es verdad lo que dicen las chicas yo tambien perdi un embarazo de tres meses.entiendo despues de todo lo que pasaste tu postura en la vida...muy groso lo que viviste...porfi que entre Octavio!!

Fluencia dijo...

es verdad lo que dicen las chicas yo tambien perdi un embarazo de tres meses.entiendo despues de todo lo que pasaste tu postura en la vida...muy groso lo que viviste...porfi que entre Octavio!!

Selma dijo...

Muy duro lo que contas y te felicito con la grandeza que vas sobre llevando el tema te mando muchos besos. Ah te sigo obvio.

Parezi dijo...

Siempre te leo Miranda, pero soy medio vaga de comentar...
Q doloroso todo po lo q pasaste, estoy tan intrigada por saber como esta la historia ahora...

Anónimo dijo...

fa
que fuerte..
nose si decirte fuerza porque esto aparentemente ya pasó hace mucho y lo debes haber sobrellevado de alguna forma..por lo que te felicito.
asique solo repito como en otros posts que AMO como escribis y que seguimos atentos..

un beso!
Julian

Analia dijo...

Hola te sigo desde el cuarto o quinto post momento en que me lei todo de un saque, no comento por cuestion de tiempo a veces y vagancia otra pero hoy con este post tan especial queria que supieras que soy una màs de todos los que estamos con vos. Soy mamà y entiendo tus làgrimas. Besos, te sigo leyendo.

Miranda dijo...

Gracias a todos por sus comentarios, abrazos y mimos virtuales.
Besos