miércoles, 16 de septiembre de 2009

Vestida para la ocasión





Estaba tan feliz con la noticia de Clara que me olvidé por completo de las fotos y la carta de Manuel y corrí a abrazar a Javier, llena de emoción.










- ¿Vas a venir, no? - le pregunté.

- ¿Estoy invitado?

- ¡Obvio! Es mi mejor amiga, como una hermana te diría. Por supuesto que estás invitado.



- Entonces vamos - sonrió - Hace bastante que no ando por Buenos Aires, así que me parece una buena excusa para visitar a mis afectos.


Le devolví una enorme sonrisa mientras mi cabeza festejaba a escondidas la idea de que Octavio me viera acompañada. Me sentí humanamente mal por mi pensamiento, pero no podía evitarlo. No quería aparecer sola en esa fiesta a la que él seguramente iría acompañado por la "rubia oxigenada" luciendo el embarazo.
Al llegar a ese punto de mi reflexión sentí una mano estrangulándome la boca del estómago y percibí que mi rostro se transformaba sin poder ocultarlo.

- Estás pálida - dijo Javier.

- Debe ser porque al final no desayunamos - mentí - Dale, tomemos el café y vayamos de compras. Necesito un lindo vestido de fiesta para el casamiento de mi amiga.

- Ya veo en qué vas a gastar tu nuevo sueldo. Mujeres... - suspiró Javier.


Traté de concentrarme en el hombre que tenía frente a mis ojos. Incapaz de negarse a un plan que me incluyera como compañía, siempre dispuesto a complacerme y mimarme sin oponerse a mis caprichos.

Salimos de recorrido por el Soho, donde me compré un vestido negro de organza con una faja en la cintura y un par de sandalias soñadas, decoradas con una flor marfil, único toque de color para la ocasión.

Javier sólo se compró una corbata. Tenía un traje apenas estrenado y zapatos a los que sólo les faltaba un buen lustre.

Tomamos un Creme Caramel con dos cookies en Starbucks y nos olvidamos del almuerzo.

Apenas regresamos al departamento tomé prestada la notebook de Javier para escribir un mail.


Amiga, ya tengo la ropa para tu fiesta. ¿El regalo te lo compro acá o espero a estar en Buenos Aires? Contame si ya te hiciste ecografía...¡quiero ver a mi sobrino! (dije sobrino en lugar de sobrina, así que como soy medio bruja andá pensando nombres de varoncito).
En quince días estoy por allá así te ayudo con los últimos preparativos.
Viajo con Javier, me imagino que está invitado...Por favor ubicanos lejos de la mesa de Octavio.
Gracias Clari, no veo la hora de darte un abrazo.
Te adoro, Mir.


Claro que a mi nunca me salían los planes tal como los pensaba.




14 comentarios:

Circe dijo...

Y ahora q pasó??????
Q salió mal????

yo, mamuchi dijo...

Por lo menos me imagino que bailaste toda la Fiesta!!!!!!!!
Ahora si que quiero sabr mas!!!!!!

yanina dijo...

me encanta q estes postiando todos los dias!! jajaja
segui asi!!

Anónimo dijo...

Noo!!! esa ultima frase me mato!!
venia todo soñado!!! que paso ahora??
Si javier no puede ir que cancele lo que sea ya!!!
y coincido con Yanina, que lindo que postees todos los dias!!
Besos, Estefi

Nana Banana dijo...

Obvio obvio! Que pasoooo????
Dale no des vueltas y contanos que paso en bs as!
Mir esta historia tiene fin?

noelia dijo...

Waw hace días que no entraba y me encuentro con todo esto jajaja
Que lindo esta embarazada, sos tia:)
Javi es lo mas .
Pero , ahora que pasooo ????

Agarrate Catalina dijo...

Y que paso??
Supongo ue bailaste en toda la fiesta ajaja :)

(des)encontrada dijo...

Ufa, che! Siempre viene una mala al final?

besos!

D

Vir dijo...

y ahora que ??

licha dijo...

ahhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!
ahhhhhhhh!!!!


PD: sandalias soñadas...son feuchas! jojojo

saludos a clara y su hijit@, osea tu ahijadit@!!!

La impuntual... dijo...

y ahora queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeé!!!???

Selma dijo...

GUAUUUU
QUE MOVIDO SE PUSO ESTO EMBARAZO DE CLARITA Y CASAMIENTO; ME ENCANTO PERO ESTOY PREOCUPADA POR LO DECIAS DE QUE LAS COSAS NUNCA TE SALEN COMO LO PENSAS Y PLANEAS... BESOS AMIGA CIBERNETICA.

Velo dijo...

Nononon
por dios, vos siempre eocnontrandole el pelo al huevoo!!
Bueno ya que venís cebada escribiendo, copate y subite uno más!

Viajera.-* dijo...

Me encanta este blog! Hace un montón que lo sigo pero no había comentado.
Creo que Javier es lo mejor que puede pasarte, ni gastes tus energías en Octavio!
Te sigo leyendo,
besos!