jueves, 2 de abril de 2009

El viaje


A la mañana siguiente estábamos ocupando dos asientos de primera clase rumbo a Miami.

No recordaba ni siquiera el momento en que había armado mi valija, ni las cosas que había incluido en ella, sólo memorizaba las palabras que Octavio me había dicho por teléfono cuando lo llamé para avisarle.

Era tanta mi vergüenza al intentar explicarle que no había podido negarme al pedido de Manuel, que más de una vez balbuceé frases sin sentido mezcladas con angustia y desprecio hacia mi misma.

Él supo entenderme, aunque yo sabía que le molestaba y que sería una espina en su corazón, difícil de arrancar a mi regreso.

Pero recuerdo sus palabras: " Podés irte lejos si querés, podés mudarte al otro lado del mundo también, podés intentar desaparecer, pero nada va a cambiar.Yo voy a estar de este lado, pensando en vos las veinticuatro horas del día, y esperando que vuelvas. Y si no volvés, tendré que ir a buscarte. Mientras tanto, sólo confío en vos, en que sepas lo que estás haciendo, pero te aclaro algo, cuando vuelvas, esta paciencia mía se termina, o te venís conmigo o te quedás con él."

Manuel pasó su mano sobre mi pelo mientras intentaba convencerme de lo maravilloso de esa escapada a la playa.Luego reclinó su asiento y cerró sus ojos, entregándose al sueño.

Yo contemplaba un punto fijo entre las dos azafatas de traje azul marino, que veía cerca de la cabina, hablando de quién sabe qué. Sólo pensaba en Octavio, en el dolor que debía haberle causado con la noticia, en el límite de su tolerancia que llegaba al tope.

Pensé lo insoportablemente extraña que sería la convivencia con Manuel, jugando a una segunda luna de miel que tenía más de hiel que de dulzura.

Quería que las horas pasaran a la velocidad de la luz, que el avión de ida se convirtiera en el de regreso como por arte de magia, que Octavio estuviera esperándome en la puerta de su casa, con una enorme sonrisa al verme llegar, y poder irme con él a cualquier parte y para siempre.

Pero recién el viaje empezaba, y lo peor de todo, es que Manuel no me había dicho la fecha de regreso.Tal vez una semana, tal vez dos...quién sabe un mes.

Conocía a Manuel, pero desconocía sus planes.
Algo debía haber tramado para alejarme de Octavio, ¿pero qué?

Con esa duda encendiéndose en mi cabeza como una luz intermitente, escuché la voz del piloto avisando que comenzaríamos el descenso sobre la ciudad de Miami.

El juego había empezado.

24 comentarios:

lore´s dijo...

Veo que es muy sacrificada tu venganza...sinceramente Miranda ya comienzo a cambiar de idea sobre vos, no es ni buena ni mala...es "NI", besos.

Anónimo dijo...

TU ANSIADA AMIGA

Y vos queres decir que entre el llamado de manuel y el estar sentados en el avion, no te dijo nada??????. No lo creo. Algo paso en el medio.
saludos

LaVieEnRose dijo...

no entiendo como no te negaste.

y vuelvo repetir q detesto a tu marido.

besos

Mel... dijo...

em....no nos podemos venir antes?y ya dejarlo a manuel...que se quede solo como siempre debio quedarse...

Lucre dijo...

... Honestamente, cada vez te entiendo menos... Y menos aún comprendo porque hiciste así las cosas... Pero no juzgo, simplemente espero poder entenderte a medida que vayas escribiendo.

Y claro, siempre al pie del cañón, mi querida Miranda.

Besotes.

c@rito dijo...

PA-TO-LÓ-GI-COS...
AMBOS DOS...

Y Octavio...un tonto enamorado...

Anónimo dijo...

Miranda, mas de una femina se sacaria una muela sin anestecia por un flaco como Octavio!! comprendo que nos falta parte de la historia y por eso no te juzgo, pero si mal no recuerdo (este es uno de varios blogs que sigo y mi mente no es tan brillante) llevas esta situacion hace como 2 años, mmm, que venganza larga te mandaste... cuanta inversion de tiempo, ojala tenga final feliz, escribis muy bien!!
Pitu

Anónimo dijo...

Mmmm! Acá hay algo de lo que nadie habla: Plata!!! Manuel tiene la plata que Ocatavio no tiene, digamos las cosas como son. Es mas fácil discutir en Miami que quedarse en un dpto con Octavio.
Seamos realmente sinceros!!

Cris dijo...

No sabemos como es la vida de Miranda actualmente, además, me van a decir que ninguno tomo decisiones no acertadas en su vida?
Yo tampoco estoy de acuerdo con ésta venganza, el tiempo invertido en ella, es tiempo perdido de vida con/ o sin Octavio, tiempo perdido de tu vida Miranda.
Beso

Laura dijo...

Insisto nena... esta actitud no es sana y te puede costar demasiado caro....

Samantha dijo...

Sigo pensando que Octavio te ama con locura... Y deberias dejar que Manuel coseche lo que siembra, sin intervenir en eso.
Buscar ser feliz, y no vengarte de otra persona.

licha dijo...

dale che, postea otro!! q nos dejaste muchos dias sin sber nada!!!

Anónimo dijo...

claramente, empiezan los giros ridiculos para que la historia no termine en una semana, que si posteara todos los dias seguro pasaria

Anónimo dijo...

Adore este blog!!!
Espero que no este terminando justo ahora que lo descubri!

Felicitaciones escribis muy bien y la historia es buenisima!

Nana

lore´s dijo...

Cris...entiendo lo que decís, pero no te parece que Miranda ya lleva un año de tomar decisiones tras decisiones desacertadas, yo no la estoy juzgando sólo estoy haciendo un comentario ( comentario que ella permite que haga desde el momento que hace pública ésta historia real/ irreal).
Por eso como puse antes, ya no creo que sea venganza...es comidad, es confort, es querer seguir bancandote ser cornuda pero viajando en primera a Miami y disfrutar tener un amante sin que el otro pueda reprochartelo...todos absolutamente todos son culpables de alguna manera en ésta historia. algunos por obsesión ( Laura), otros por cobardía ( Manuel), también por manipulación ( Miranda) y enamoramiento ( Octavio).

lore´s dijo...

quise decir "comodidad", perdón.

selma dijo...

Hola Miru: Que lio nena que pena grande debe tener tu corazon me imagino esa sensacion de que no podes manejar la situacion y que todo se va a la mierda y no lo podes manejar...
Te comprendo y trata de respirar muy profundamente a cada movimiento muy hondo. Besotes Miru y te sigo...

Clau dijo...

Yo trato de no juzgar porque creo que cada quien hace con su vida lo que le da la gana... pero si es un poco ilógico todo esto... tu marido es un cretino, te puso los cuernos, te mintió... y tú sigues con él ¿por venganza? no sé, si dijeras que te quedaste porque lo amas sonaría mas humano.

En todo caso Miranda, quien juega con fuego se puede quemar... y si el infeliz de Manuel te hace alguna cagada (adicional) no te puedes quejar porque en parte se lo permitiste.

Un beso.
Claudia

CUCHARITA dijo...

Vos debías regresar a buscar a Octavio caray!!! pero bueno aunque digan que no te entienden yo creo que si lo hago... y no me cuesta tanto, cuando yo quiero algo lo hago pase lo que pase y entiendo que tu deseo por esa venganza era lo que te mantenia en pie. Un abrazo!

anatel dijo...

q pasaba x tu cabecita y por tu corazón???????...
Miru...ahora si ¿estas contenta?????
besos

anatel dijo...

¿tu suegro, Miri????

luz dijo...

Aquí una adicta más a tu historia,soy de las que si algún libro me engancha lo devoro literalmente.Se me esta haciendo la historia interminable. Entiendo perfectamente tú manera de actuar, yo me pongo en tu lugar y no se si hubiera tenido el valor de verme delante de Laura,te felicito por tu valentía,hay que vivirlo para actuar de esa manera y no caer en la mas misera de las depresiones, creo que no se trata de venganza pura y dura si no mas bien una manera de atuproteccion contra tan dolorosos hechos.
Besos...
Luz...

Wáng Zháo dijo...

Zâo!
Yo, chino de Súper. Yo divierte mucho aprende escribir casteiano.
Yo lee. Yo no entende muchio. Cree que esposo suyo, Octavio, quere venganza amante suyo, Manuel.
Venganza, malo.
No come venganza fría, mejor come Chou Fan, mucho rico.
Usted tiene amigo Manuel para "Dji Dji" con él en Miami... Ayáaa!
Y si entera marido suyo Octavio?
El mata usted y amante!
Usted cuida mucho, Tai Tai.
Xiéxie - I Tzan

Berenizz dijo...

Uy no no, cuando te anunió el viaje era el momento ideal para dejarlo... pero bueno. Espero que vuelvas...