domingo, 14 de marzo de 2010

Dulce espera



Ya en Buenos Aires fuimos tomando consciencia de que íbamos a ser padres.
No era algo que pudiera estudiarse o contagiarse de aquellos que ya lo eran, así que atravesamos el propio aprendizaje, con los miedos e inseguridades lógicas que la noticia nos generaba.

Al poco tiempo nos mudamos a un ph viejo, con tres habitaciones y un patio bastante grande.
Todos los días, al regreso del trabajo, nos dedicábamos a convertir esa vieja construcción en un hogar. Pintura, muebles, adornos, plantas... cada elección era meticulosamente analizada. El problema llegó al momento de definir la decoración del cuarto del bebé.
¿Rosa o celeste? ¿La pintamos de blanco y después vemos?¿ O mejor en un color neutro como el amarillito? Finalmente decidimos postergarla para cuando supiéramos el sexo de nuestro hijo, aunque mi sexto sentido me hubiera hecho acertar en el tono indicado...

Todo era perfecto. O más que perfecto.
Hasta que una noche, mientras estrenábamos el sillón nuevo viendo una película de amor, Javier apoyó su mano en mi panza apenas prominente y me hizo una pregunta que aún suena en mis oídos.


- Amor, ¿el hijo que esperamos es mío, no?


Dejé la mirada fija en la pantalla del televisor por miedo a mirarlo a los ojos. Quise hacer de cuenta que no había escuchado nada, que la voz de Javier había sido una alucinación.
Pensé que ese momento iba a convertirse en esos recuerdos que uno no puede extirpar ni aunque quiera, que a partir de esa pregunta, de mi posterior silencio y de mi futura respuesta, algo iba a romperse para siempre y que la magia y la perfección de nuestra vida cotidiana se convertiría, inevitablemente, en una cosa emparchada.


- ¿Tenés dudas? - pregunté con los ojos llenos de lágrimas - ¿De verdad dudás?

- Ey, no es para que te pongas así. Creo que es una pregunta lógica que se hacen los hombres en estos momentos, ¿no?

- No. Es una pregunta ilógica que te hacés vos.

- Bueno...no sé...me agarró la duda por un momento y te pregunté. Está bien, supongamos que es mío, perdón, che.

- ¿Supongamos? ¿Querés que supongamos que sos el padre? ¿Te conformás con suponer?

- Es una forma de decir, Miranda - hizo una pausa- Te creo, listo.

- No, no es "te creo" y listo, como si me dieras la razón como a los locos. Si no me creés, si no estás convencido, si tenés una mínima duda, andate. Yo no quiero estar al lado de mi idea de un hombre. Quiero estar al lado de un hombre de verdad.

El silencio entre mis palabras y su reacción se me hizo eterno. Las lágrimas me caían en racimos y una sensación cada vez más grande de desilusión y enojo iba ramificándose por mis entrañas.


- Está bien, va a ser mejor que me vaya a dar una vuelta.


La vuelta se convirtió en un tiempo prolongado que jamás hubiera imaginado.
Y la dulce espera se transformó en una amarga sensación de soledad.

25 comentarios:

licha dijo...

QUE!!!!!?????????
pará pará párá!!!
QUE?!?!?!

menos mal q estaba asentada leyendo..

QUE?????!!!!! estamos todos locos???????!!!!!

Anónimo dijo...

NO TE PUEDO CREER!!!
La pu.. madre!!!
Cómo siguió????

La Gula dijo...

o.O

o.O

o.O

o.O

o.O

Xochitl dijo...

que ..???? apenas acabo de leer el post anterio y lloré como tonta por la hermosa noticia y enseguida me encuentro con esto..

que mier...

ánimo Mir ..!!

mia dijo...

Hoy estoy medio alterada asique no quisiera opinar porque seguramente no le vaya a atinar, solo quiero mandarte muchos besos y decirte que sigo leyendote!

Mi luz, mi vida dijo...

WTF¿? igual que todos estoy en un estado de shock y por miedo a opinar mejor espero el proximo post... NO DEMORES SI!!!

Anónimo dijo...

??????????????????? pero que paso si todo iba a las mil maravillas? oh caramba!!

SELMA dijo...

Trato de ser cuidadosa con las palabras para no dañarte, pero no es una pregunta que vos le hubieras hecho a una amiga conociendo la historia, cuanto tiempo paso de que estuviste por última vez con Octavio???
Y para variar estas con un hombre que esperabas que no dudara dicen que el ladrón cree que todos estan en su misma condición, robar, engañar y cagar a los demás. Miru espero que sea un momento nada más; te dejo mil besos y sabes que te acompaño siempre, te sigo...
Postea más seguido por favor.

Mi vida en Rosa dijo...

Y SI ES DE DE ÉL?

DIGO, SI ESTUVISTE CON OCTAVIO, LUEGO CON MANUEL PUES YA NO SÉ...

TU DINOS...

Nana Banana dijo...

Hola Mir!
Horrible la situación pero, es de él?
Es horrible que él se lo pregunte, pero vos no tuviste dudas también?
Dale espero el proxim post.

besos

Just Blueyes dijo...

Mmmm que feo momento. No lo defiendo pero creo que tenía más que ver con un miedo terrible.
No es fácil ser padre y para nada es fácil la pregunta que él te hizo a vos.
Ni me quiero imaginar ese momento en tus zapatos.
Besos!

Anónimo dijo...

Te digo, se perfectamente cual es esa sensacion, con el padre de mi hijo paso lo mismo. Es una pregunta q te queda clavada en el corazon.

A parte de lo anterior.. no estas todavia legalmente casada?? como es posible q esto no haya traido otro tipo de consecuencias??

Saludos.

Mar O.

martin_mettica_joyas dijo...

Sigo sin entender. Me encanta tu blog y te sigo, pero... esto es actual o de hace dos años??

Saludos.

Andrea

Lilith dijo...

Y arruino con su pregunta estupida los recuerdos felices de la boda y las promesas, ni modo, te volvio a tocar otro pinche patan. Ojala lo hubieras puesto en su lugar con unas buenas bofetadas, que poca madre de wey. Es realmente triste e indignante.

mia dijo...

Y es como yo digo las historias de amor no existen desde chicas nos leen esos cuentos de mierda donde supuestamente encontramos nuestro principe azul nos casamos somos felices y comemos perdices que estupides más grande! solo eso es la vida? a que vinimos a este planeta? por eso yo me invento otro final a cada cuento, a cenicienta el principe azul la dejo por aburrida,y a la bella durmiente la dejaron por dormilona, todo lo que nos inculcaron desde chicas una tremenda CA-GA-DA!!!!jajaja besos chausis

El Fumigador Feliz dijo...

¿Cómo a veces una pequeña frasecita úede provocar tanto dolor y sufrimiento? Definitivamente, algunas palabras tienen un filo desgarrador.

Gra. dijo...

Sigo tu historia desde el principio, pero ahora tardás tanto entre un post y otro, que debo confesar que se me fué el entusiamo de leerte.
Un beso grande!

Oscuro dijo...

que feo que dudara de algo tan lindo

Circe dijo...

Ya nació??

Juan Jandred dijo...

pues, me acabo de leer tu blog, y lo que te voy a decir es sin animo de ofenderte, pero...

no te parece que Javier tiene derecho a dudar?, el mismo dia que te dijo que queria estar contigo siempre, te acostaste con Octavio... no fue en ese orden, pero no sé, no me parece una pregunta muy desatinada.

Anónimo dijo...

Miranda!! Estamos esperandoooooooooooo !!

Mi luz, mi vida dijo...

Che se te olvido existimos....???

Selma dijo...

Che Miru dale postea necesitas más datos que pasa que no comentas...

La solitaria dijo...

Eh????

Anónimo dijo...

Donde estas Miranda?????????