jueves, 5 de noviembre de 2009

¿Divorcio?



En medio de la noche oscura, llegamos.
Estacionó su auto frente a la entrada y silbando la música que aún sonaba, se bajó. Yo hice lo mismo, sin que me quedara otra opción más que seguirlo en sus movimientos.

Entró primero y encendió las luces de una casa llena de recuerdos, buenos y malos.
El lugar olía a encierro y supuse que hacía mucho que Manuel no la visitaba. Tal vez hubiera cambiado algunos hábitos desde que estaba sin mi compañía.

- ¿Qué te sirvo para tomar? - me preguntó mientras llenaba de whisky un vaso.

- Agua, por favor - dije sin querer que el alcohol se adueñara de mí una vez más.

- Bueno, un vaso de agua para la señora - repitió en voz alta - Estás muy callada, ¿no era que querías hablarme?

- Sí, claro, es que esto de que me traigas hasta acá me desconcertó bastante.

- No entiendo el desconcierto, es nuestra casa de fin de semana, ¿qué tiene de malo?

- Es que me parece que tenés otra expectativa con el encuentro. Sólo eso - respondí.

- Ajá, mirá vos. ¿ Y que se supone que yo espero de esta charla, según vos? - preguntó.

- No sé, una reconciliación tal vez - dije, mientras me sentaba al borde del sillón, como quien está dispuesto a irse en cinco minutos.

- ¿Acaso hay otra opción? - bebía grandes sorbos de whisky mientras hablaba - Miranda, está claro que lo nuestro es inevitable. Yo sabía que tarde o temprano querrías volver a casa para seguir con nuestra vida habitual.

- No, Manuel - hice una pausa - No es así. Yo ya no te amo, tenés que entenderlo. Pasaron demasiadas cosas entre nosotros, sobre todo, la incorporación de un tercero a tu vida.

- ¿Laura? - preguntó.

- Laura. Saber que hacía tiempo que estabas con ella, dudar de tu paternidad, presenciar tus extraños comportamientos, me desencantó por completo hasta el punto de darme cuenta que lo nuestro era algo enfermizo pero que el amor se había terminado.

Traté de medir mis palabras para evitar una escena de gritos o de violencia. Lo veía relajado y eso me hacía temer mucho más que si hubiera estado encolerizado.

- ¿Qué viniste a decirme, entonces? - preguntó mientras se servía el segundo vaso.

Hice otra pausa. Revolví en el casillero de mi memoria aquello que había ensayado en el camino. Ninguna frase diplomática aparecía en mi mente. Todo era un enorme vacío del que pendía una idea principal que giraba a gran velocidad por mi cabeza.

- Vine a pedirte el divorcio - dije finalmente.


Rió.
Rió como una hiena, sacudiendo el contenido del vaso, salpicando la alfombra.
Rió como si todo fuera una fiesta, como si presenciara una comedia en la que yo era la protagonista.

Sentí vergüenza por haber confiado en una reacción adulta de su parte.
Me sentí ingenua por haber creído que Manuel tenía una veta lúcida y humana que lo dejaría mirar más allá de su ego.


- Ni lo sueñes, mi amor - dijo - Nada de divorcio.


Y fue un látigo que hizo arder mis ilusiones dejándolas en carne viva.
Una sentencia que alertaba cual sería el desenlace.

21 comentarios:

Circe dijo...

Guauuuuuuuuuuuu!!! q situación!! horrible!!! quiero saber cómo sigue!!

martin_mettica_joyas dijo...

Bueno, hay que ver como sigue la historia, pero legalmente, por más que él no se quiera divorciar, vos te podés divorciar igual. Más cuando tenés prueba de adulterio de él y tuyas, cuando hace meses que no vivían juntos. Sigo sin entender como siguen juntos. Pero bueno, ya veremos.

Saludos.

Andrea

Anónimo dijo...

me dio mucho miedo el loquito este!!!

Sigo admirada del aguante que te hace Javier!!

Besos,
Estefi

Dolo dijo...

que jodido! y que miedo... no sé porque no me gusta que hayas llegado hatsa ese lugar con ese hombre. espero un buen desenlace.
beso,
D

Miranda dijo...

Circe: Ya contaré.
besos

Miranda dijo...

Andre:Uf, no es tan fácil...ya vas a ver. Gracias igual por el aporte (que es cierto, además).

besos.

Miranda dijo...

Estefi: Estoy de acuerdo con ambos comentarios...
Puedo decir más?


besito

Miranda dijo...

Dolo: No lo esperes porque no lo vas a encontrar.

Lamento desilusionarte.

beso

Nana Banana dijo...

Todavia no llego la parte de que vamos a entender no??
Que le pasa a este tipo??

Andie30 dijo...

Y bueno... No sería de mutuo acuerdo... Pero era posible... Qué te pudo hacer cambiar de opinión? Me intriga demasiado... Vos no fuiste una santa pero él seguro se gano el infierno con todo lo que te hizo... Y te seguía demostrando de qué estaba hecho... Espero que el "por qué" llegue rápido.
Solemos ser masoquistas las mujeres... Pero bueno... Te sigo leyendo...
Besos =)

PD: Pobre Javi...

La Gula dijo...

en parte era sabido que el muy muy iba a reaccionar asi ¬¬

hay gente que nunca quiere ver la realidad!!

Besos!! Seguiii!!

Circe dijo...

No sé xq me imagino q en principio te hizo perder el avión!!

Vir dijo...

que momento!
manuel no te va a dejar ir tan fácil...

NoeliaC dijo...

En primera ni loca me subia al auto . De verdad seguis con este tipo?

PObre Javi!

yo, mamuchi dijo...

Mir al entrar a esa casa entrastes a la boca del lobo.
Y si estas con el seguro que tenes tus razones, solo espero que te deje ser feliz.
Besos

Selma dijo...

Cuakkkk, que dificil que se viene todo!!! che, no tenes un respiro ni ahi. Que pedazo de mierda; que guanaco el tipo ¨si no sosfeliz conmigo no sos feliz con nadie¨
El perro del ortelano no coje ni deja coger... perdon por la vulgaridad pero viene como anillo al dedo, besos.

Anónimo dijo...

no sé cómo se mandan los premios, pero si supiera, definitivamente te llevás el premio a las mejores (e imposiblemente mejor elegidas) fotos!!!!!! Hace poco que sigo tu historia, pero me intriga y definitivamente adoro desde un punto de vista artístico las fotos que ponés! Me extraña que no te hayan dado ese premio... ¿o yo no lo ví?
PREMIO A LAS MEJORES FOTOS EN BLOG!
Pumpkin Pie

Lolita y El Profesor dijo...

Creo que él no debería tomarselo en broma si vos estabas hablándole en serio... pero buueno.. los hombres tienen sus reacciones imprevistas!

Un beso grande

Lolita

Palas dijo...

demit!!!

val dijo...

UHUHUHU
Q soreteeee mal cagado

c@rito dijo...

¿Esta historia tiene fin?