miércoles, 25 de noviembre de 2009

Consuelo



La primera vez que pude contarle lo que había sucedido en el encuentro con Manuel fue mientras terminábamos de armar el equipaje.
Le hice señas a Javier para que dejara lo que estaba haciendo y se sentara a mi lado en el sillón.

Encendí un cigarrillo y, entre pitada y pitada, fui relatando la noche pasada con la intención de desecharla de mi mente una vez que Javier estuviera al tanto de todo. Quería ubicarla en el casillero del olvido, en un lugar apartado de lo cotidiano, desde el que no me pudiera dañar.

Escuchó con atención evitando interrumpirme.
Sólo habló para llenar el silencio que dejaba mi punto final.


- ¡Pero este tipo está loco! Hay que denunciarlo, es un hijo de puta - dijo mientras la rabia desfiguraba el contorno de sus labios.

- Lo sé, pero no es lo indicado. Manuel es un gran abogado, tiene demasiados contactos, mucha influencia en su ambiente y siempre, pero siempre, saldríamos perdiendo.

- No, Miranda, esto no puede quedar así. O voy y lo mato o hacemos la denuncia como corresponde. Yo no puedo permitir que te haga esto...o que haya querido hacerte algo peor, o que piense hacerte daño más adelante. ¡Si está enfermo que lo internen, carajo! - comenzó a caminar en círculos mientras hablaba - Algo tenemos que hacer. Algo tengo que hacer.

- Amor, ya está. Tenemos que aprender a convivir con esto. Tomemos ese avión y volvamos a pensar en nuestra vida juntos, lejos de él.

- Pero algún día vamos a querer volver, Miranda, ¿no te das cuenta? ¿Y si esto sigue?

- Javi, vení, sentate. Yo sólo necesito que vos me entiendas y me apoyes. No quiero vivir más atada al fantasma de Manuel. Hace tiempo que convivo con ese temor y no lo quiero más. Necesito empezar a pensar en mí, más allá de que él quiera impedírmelo. Esa es la única forma en que yo siento que gano la batalla: si puedo ser feliz.

Esas cuatro palabras quedaron dando vueltas en la habitación provocando un cambio de reacción en Javier.
Me abrazó y me pidió disculpas.


- Perdoname, fui egoísta. Sólo estaba pensando en sacarme a ese tipo de encima para no tener que convivir en un futuro con su presencia. Tenés razón, sólo tengo que pensar en lo que a vos te haga bien porque eso es lo que me importa.

- Gracias - fue todo lo que pude decirle.

- Terminemos de armar las valijas, no quiero que perdamos ese avión que es el pasaje a nuestra vida normal.

- Eso quiero, una vida normal.


Pura ilusión.
En mi interior sabía que Manuel jamás me dejaría tener lo que cualquiera consideraría una vida normal.
Por más que por un tiempo me rodeara una aparente calma.


13 comentarios:

Vir dijo...

es que sufriste demasiado y es hora de tener un poco de calma

los buenos tiempos llegarán,confiemos en eso

por lo menos encontraste alguien especial

beso miri

Miranda dijo...

Vir: Vos tenés fe? Contagiame...

besos!

Mi vida en Rosa dijo...

YO LE AYUDO A JAVIER A MATAR A MUNUEL...

YO LE AYUDO!!!

Mi luz, mi vida dijo...

Pero este hijo de p***a que se cree!!! Pucha Miranda y todavia tenes que verle la cara al muy nacido. Eres mi Heroe yo estaria igual que Javier lo mato... Que miseria de hombre...

Mi luz, mi vida dijo...

Pero este hijo de p***a que se cree!!! Pucha Miranda y todavia tenes que verle la cara al muy nacido. Eres mi Heroe yo estaria igual que Javier lo mato... Que miseria de hombre...

martin_mettica_joyas dijo...

Ufaaaaaaa, no llega nunca el momento de saber que pasó para que ahora sigas con Manuel.

Perdón, pero soy muy impaciente.

Con respecto a la entrada en sí creo que lo mejor es siempre seguir la vía legal. Tendrías que haberlo hecho caso a Javier. Por más contactos que él tenga, al menos lo ibas a calmar un poco. Aparte con la denuncia de intento de abuso se te iba a facilitar el trámite de divorcio.
Pero bueno, a seguir con la historia.

Saludos.

Andrea!

Inti dijo...

Igual, hay algo que no entiendo, si uno se quiere divorciar introduce el divorcio y listo, por mas que el otro no quiera. Porque no lo hiciste asi? Habia algo que te impedia hacerlo?

Circe dijo...

Mmmmm!!! Ay, "Sherezada" ya no me quedan uñas q comerme!!! :)

yo, mamuchi dijo...

Mir en algun momento se va a cansar y si no es asi el problema es solo de el, vos ya tenes otra vida, ahora solo tenes que aprender a disfrutarla
Besos

Selma dijo...

YO TODAVIA NO PUEDO CREER LO QUE TE PASO NENA ES UN INFIERNO... BESOTES Y TE SIGO...

Nana Banana dijo...

Y claro! Si no haces nada este tipo te va a perseguir siempre!!
Igual lejos y con Javier la perspectiva de los problemas es otra... o no?
Che Javier es perfecto?

Anónimo dijo...

"Cuestionar esta falta paz" Linda frase, de una linda cancion, bien propicia para este post, tal vez..
Te juro q la paz q irradia tu pareja es envidiable. Yo no hubiese aguantado, te hubiese preguntando hasta el cansancio, y lo mas probable q hubiese ido a re caga*** a tropadas...
Espero no se haya arruinado lo de Javier, parece buen tipo...
Besos!!

MAr O.

Lilith dijo...

Creo que el tal Manuel, siempre supo que le tenias miedo, un miedo profundo y el muy cabrón lo supo utilizar, o lo sabe utilizar.

Aun con todas sus influencias, existen organizaciones para ayudar a mujeres víctimas de violencia por parte de sus maridos o ex maridos. Por lo menos empieza a buscar ayuda, grupos de apoyo, psicólogos expertos en violencia a la mujer, lo que viviste con tu ex no es algo fácil.