sábado, 29 de noviembre de 2008

Octavio, el fruto prohibido



















Hacía algunos día que Manuel estaba en cama con una terrible gripe, y había llegado el sábado en que mi grupo de teatro despedía el año en una fiesta llena de alcohol y algo más.
Le insistí a Manuel para que me acompañe, le dije que tres días para una gripe eran suficientes, que podíamos ir sólo un rato, que la noche estaba linda, pero no quiso.Tenía miedo de que el aire acondicionado le causara alguna recaída, o que yo estuviera divirtiéndome y que por su culpa tuviéramos que volver. Así que a regañadientes me puse el vestido negro que suelo usar para esas ocasiones en que hay que estar un poco más arreglada, me peiné con ambas manos mi pelo corto color chocolate y delineé apenas mis ojos verdes.Le di un beso a Manuel, que miraba en la televisión un partido de fútbol de la liga europea y me fui.

Me tomé un taxi hasta Vicente López que se detuvo al llegar frente a una enorme casona donde se realizaba la fiesta.
La primera cara conocida que me encontré al entrar fue la de Marcia, una adolescente de mala vida que vive fuera de sus cabales y con la que a pesar de nuestras diferencias, nos llevábamos muy bien.Fuimos directo a la barra que habían armado en el jardín.Recuerdo que me pedí un trago que me sugirió ella, que decía que "pegaba lindo". Al rato comenzaron a llegar los amigos de teatro: Luis con su novia nueva, Patricia con su pancita de cuatro meses, Richard con una amiga con pinta de "chica fácil", Mauro, el director y El Tano con un amigo, Octavio.

Octavio olía bien.Ese detalle y la forma en que me agarró delicadamente por la cintura para saludarme cuando El Tano nos presentó, son las imágenes más nítidas que conservo de esa noche.

Creo que fue después de que me tomara el quinto trago de nombre raro que Octavio se acercó a hablarme.Yo estaba fumando un cigarrillo, junto a la barra.Se acercó desde atrás y me dijo sonriendo:

- No parece que te estés divirtiendo mucho.Vengo a tratar de cambiar tu noche.


Y lo logró.

35 comentarios:

carmela dijo...

Y las señoras mayores (un poco sabias) siempre dirán...esas cosas pasan, suceden, llegan....y todos los etcéteras del asunto. el punto sería ver cómo llegan y que hacemos con ellas...

me gustó el blog. volveré para ver cómo sigue la historia.

carmela dijo...

ah, un tip, (medio ñoño), pero el otro día me comentaron, que el hecho de que el fruto prohibido sea la manzana es un mito no identificable; es decir, en la biblia no habla jamás de manzanas...
bueno..eso nomás..porque como me enteré hace poco, estoy todavía sacudida (?) por la noticia.

saludos

Miranda dijo...

Carmela: Es cierto...hay varios mitos, más bien símbolos, no?
Gracias por el dato y por visitarme.
Un beso.

Krocita dijo...

Te cambió la noche y los días que continuaron por lo que imagino.
Que bueno que después de tantos tragos puedas recordar algo, yo hubiera atinado solamente a pedirle a Octavio que me lleve a casa.
Tengo intriga como sigue

Mrs. Fruticienta dijo...

escribis muy lindo.gracias por vistar mi blog!
nos leemos.
Saludos

Miranda dijo...

Krocita: Algo así fue lo que pasó...yo estaba bastante mareada...y sí, me cambió la noche y los dos años que siguieron.Gracias por pasar.

Miranda dijo...

Mrs Fruticienta: Muchas gracias, soy nueva en esto pero necesitaba descargar mi historia en algún lado, ya no puedo yo sola con todo esto.
Besos y nos leemos.

Claudia dijo...

Miranda; todavia no entiendo por que no lo pensás dejar a tu marido, porque sino podés más con esta historia por ahi es muy agotador mantener esta doble vida, y sostener eso tanto tiempo. Yo supongo que te aydará tu talento como actriz, pero una cosa es actuar en un escenario un tiempo corto y delimitado, y otra sostener el papel de la esposa fiel durante todo el tiempo.
qué pasaría si tu marido se entera. Me gustaría también, sugerencia literaria, que alternaras tu historia con octavio con la de tu casamiento, tus sensaciones de cuando conociste también a tu marido, sus personalidades, si tenés hijos, etc... quiero saberlo todoooooo jajajajjaja besitos miranda y buen fin de semana!

Miranda dijo...

Claudia: Gracias por pasar.Te cuento que no puedo dejarlo por miles de factores que ya iré contando.Empecé por contar como se dieron las cosas y ya me voy a meter a contar los detalles de mi marido y de mi matrimonio, también de Octavio.Así vas a entender por qué no puedo dejar ni a uno ni a otro.Estoy metida en un lio y ya mi talento de actriz no me está dirviendo demasiado.Creo que voy a enloquecer.
Un beso.

Marina dijo...

Me gusta tu blog... recien arranca pero ya me gusta...
Y me intriga saber si esto es ficción o realidad...

Te sigo leyendo.
Besos

El inconsistente dijo...

Estos casos de doble vida me generan mucha angustia y tristeza. Por dos motivos:

1) Porque me siento muy culpable y arrepentido de haberlo hecho. Creo que fui inmaduro y egoista.

2) Porque creo que tambien lo hicieron conmigo, aunque no tengo pruebas.

Así que todo este fatto me trae muy malos recuerdos emotivos y me transportan a esas etapas de mi vida que quiero enterrar. Porque quiero ser mejor persona de la que fui.

Tu blog esta buenbo, pero por mi salud espiritual, no sé si lo voy a seguir

Besos

Miranda dijo...

Marina: gracias...voy a tratar de avanzar en la historia apenas junte fuerzas.Beso!


El Inconsistente: Te entiendo, yo también preferiría que esto nunca hubiera ocurrido, pero ya vez...estoy en medio de una bola de nieve que no sé donde termina. Gracias por pasar y entiendo si te hace mal.Saludos.

Claudia dijo...

Miranda no me hagas esperar demasiado con tu historia, además desde aqui todos te acompañamos y quién sabe tal vez entre consejos y comentarios veas una lucesita que ayude a pensar mejor. Yo no te juzgo, ni nada de eso. Es que yo pensaba también que jamás me separaría y aquí estoy. No lo hice sola, sino que busqué consejos, ayuda, todos los recursos que encontré. A muchos les puede parecer fácil, yo sé que no, porque lo viví y como vos decís en tu caso no conozco los detalles que junto con otros detalles terminan siendo algo matriz, ´mas que periférico... suerte Miranda y espero tu historia pronto

Claudia dijo...

bueno en mi caso la única diferencia con vos es, como dije antes, que no tenía ningún octavio jajajjaja

Miranda dijo...

Claudia: Mejor que no tengas ningún Octavio, es sólo un escape al principio, pero después termina complicándote la vida...Tal vez si él no hubiera aparecido yo estaría en otro lugar, no lo sé, ni tampoco sirve llorar sobre la leche derramada no?

Un beso grande y gracias por tus palabras

Flori dijo...

Octavio vs Manuel; Manuel vs Octavio...

Ya me iré enterando de los detalles que te llevan a afirmar que no podés vivir sin uno ni sin el otro.

Besos Miranda =)

Prófuga Metatera dijo...

Miranda. Llevas una vida interesante. Qué bueno que te antojó compartirla. La mía es más bien muy "normal", por lo que seguramente me tendrás leyéndote seguido.

Besos y gracias por pasar a mi blog.

Miranda dijo...

Flori:Esa misma disputa se arma en mi cabeza todo el día, cada minuto.
Ya te enterarás de todos los detalles, gracias por pasar.
Un beso.

Blonda dijo...

Tremenda historia...me pregunto cómo sigue.Ya te linkeé a mi blog para poder leerte a diario.
Suerte!

Miranda dijo...

Profuga Metatera: Ojalá yo tuviera una vida normal, sería mas feliz. Te espero por acá cuando quieras, saludos.


Blonda: Gracias por linkearme, soy nueva en esto y lo hago como catarsis, porque no puedo hablar esto con mucha gente....ya irás sabiendo.Un beso.

Mariana M. dijo...

Yo no consigo ni un hombre y vos tenés dos? bue... por lo menos a mí me queda disfrutar de la solteria. Te seguiré leyendo

Veronica dijo...

asi de facil lo logro?

me quede un poco estupefacta...

me parece que vos estabas decidida a encontrar algo..sino ..Octavio no tiene chance...es asi...

no?

ojo ..el comment es sin animo de critica...cada uno sabe que quiere de la vida...y como comportarse al lado de la persona que ama..vos amas?

Miranda dijo...

Mariana M:Juro que te los regalo...preferiría estar soltera! Creeme! Un beso.


Verónica:No lo logró así de fácil,fue haciendo un trabajo fino.Yo escribí que lo logró porque ya sé como terminó todo, pero no fue tan fácil ni tan rápido....Sos impaciente eh! Un beso, y gracias por tu comentario!

Je! dijo...

donde estan esos hombres, porque yo no me los curzo, claro, hace mucho que no voy a una fiesta de teatro.

Me encantó tu rincon un beso

Miranda dijo...

je! Está lleno de hombres, pero yo maldigo la hora de habérmelos cruzado.
Besos

LUX AETERNA dijo...

Hola Miranda que lindo Blog!! tiene aroma a pintura fresca, te linkeo para seguir leyendote, te entiendo esto del blog sirve a modo de catarsis.
Espero las proximas entregas.
Beso Miranda

Jane dijo...

Muy interesante tu blog jeje... thank por la visita y aqui andare dandome vueltas.

saluditos!

PUNK! dijo...

mmmmmmm ... escuchas? algo hace ruido!

**Sweetblood** dijo...

seguire esta novela =)
que tengas un buen fin de semana
saludos

Nanys dijo...

Soy reeeeeeeeee curiosa, asì que muero por saber còmo sigue esta historia...

Miranda dijo...

Lux Aeterna: Muchas gracias! Te juro que quisiera que además de catarsis tuviera el poder de hacer magia y solucionarme la vida...Ya verás en la que estoy metida.
Un beso.



Jane: Gracias a vos por visitarme.Besos.

Miranda dijo...

Punk: Si que escucho el ruido, claro que si.Un beso.




*Sweetblood*: Gracias por seguirme, de verdad, es como sentirme apoyada.Saludos y buen fin de semana para vos también.




Nanys: Uh....falta tanto, recién estoy contando el inicio de este desastre que inicié.Un beso.

David C. dijo...

quiero leer el siguiente post para ver que ocurre luego.

Fluencia dijo...

me comentaron de tu blog y me dijeron que me iba a atrapar y aca estoy...no puedo parar de leer..recien voy por el principio de la historia y me siento identificada..seguire comentando.

natxus dijo...

Inquietante propuesta tu narración.

Demasiado manejo del suspenso para un ansioso empedernido. Menos mal que hay varios capítulos para leer.

SIgo leyendo.