lunes, 6 de diciembre de 2010

La víspera del final



Pasé esa madruga y la siguiente desvelada.
Creía que la noche podía traerme respuestas que la vigilia diurna no me daba.
Durante el día, debía convivir con la preocupación de Javier, que agigantaba la mía sin que se lo hiciera saber.Ese tipo está loco, decía, me da miedo no saber cuál puede ser su próxima jugada.
Yo asentía con la cabeza, con la mirada fija en una pelusa sobre la alfombra, o en los zapatos de Javier prolijamente acomodados junto al placard.
Mientras él hablaba yo tejía planes que deshacía al instante. Ninguno era lo suficientemente contundente como para detener a un Manuel enfermo. Nada era lo bastante liberador.

Así, durante la noche, en el silencio que me regalaba el sueño de Javier y la quietud de una ciudad adormecida, me acariciaba la panza y diseñaba un escape definitivo de la vida de Manuel.
Había una sola alternativa posible: someterlo a un análisis de adn que derribara sus ilusiones como un viento que arranca el árbol de raíz.

Dos mañanas más tarde lo llamé.
Atendió con voz esperanzada, y me saludó con una hilera de elogios y palabras empalagosas.
Fui al punto, sin detenerme ni para respirar entre palabra y palabra.

- Manuel, quiero que te hagas un adn. Creo que es la única manera de que te convenzas de que este hijo que espero no es tuyo y puedas rehacer tu vida.


Hubo un enorme silencio del otro lado de la línea. Tuve que mirar dos veces el visor de mi teléfono para comprobar que la comunicación seguía activa.

- Manuel...¿estás ahí?

Lo oí llorar y después maldecir en un balbuseo, como si se hablara a sí mismo.

- Está bien -dijo - ¿Cuándo?



Esa misma tarde nos encontramos en la clínica.
Estaba aún más demacrado que la última vez que lo había visto. Las bolsas debajo de sus ojos denotaban más noches de insomnio que las mías; su paso ralentado simbolizaba el desgano que le provocaba la vida misma.

Yo no lo supe en ese entonces.
No pude descifrar las señales que todo su cuerpo enviaba como avioncitos de papel hacia todos los costados.
De haberme dado cuenta, me hubiera detenido a leer el mensaje desalentador que traían escrito.

Estaba frente a mi ex marido, acompañándolo en la víspera de su propio final y hasta impulsándolo, sin saberlo, a que no revirtiera su fatal destino.

29 comentarios:

Miranda dijo...

Volví.
Volví por respeto a ustedes, para contarles el final y poder seguir sanando mi culpa.
Después, sólo trataré de ocuparme de mi hija y mi marido.
E intentaré, de una vez por todas,conservar mi propia familia.

Gracias por seguir estando y entendiendo.

Mir.

Anónimo dijo...

hola mir yo quisiera saber si podes contar que fue de la vida de octavio tambien...besos

Circe dijo...

No te sientas culpable!!
Él eligió su mutis x el foro!!
Beso!

Mi luz, mi vida dijo...

Miranda cada quien es dueño de su propio destino....Sigo sin entender muy bien que le paso a Manuel y supongo que al terminar de leerte lo entendere, pero preciosa tu no fuistes la causante que el se haya quitado la vida, el solo lo decidio, un beso enorme para ti, tu bebe y Javier y sobre todo hay que mantener a la familia unida.... Eso es lo unico que importa

Mañosa dijo...

Que misterio! ¿Estaba enfermo?

Besos

Anavril dijo...

Gracias Miranda!

Hace bien terminar las cosas.

Por lo menos todo lo que este a nuestro alcance.

GRITARLEALVIENTO! dijo...

Miranda, me alegra que estes de vuelta. Me lei todo tu blog y realmente tu historia es atrapante.
De todo corazón espero que te sigas reponiendo.
Besos

Mary Reed dijo...

Mir:

Qué alegría leerte, y qué bien me hace saber que estás ocupándote de tu hija y tu marido: tu familia.

Espero algún día llegues a comprender que NADA es tu culpa.

En fin.. buena vida para ti

Ela dijo...

GRACIAS X COMPARTIR EL FINAL
ESPERO QUE TODO DE A POCO SE ESTE ARREGLANDO

FUERZA!!! Y BESOS

Noctámbula dijo...

Muchas gracias por volver.Entendemos lo dificil de sobre llevar todo esto.
Aca seguiremos pacientes de acuerdo a tus tiempos
Abrazos y fuerza!

Young Desire dijo...

"Todo estará bien al final. Si no está todo bien, no es el final."

Me alegra que no hayas perdido la habilidad de comunicarte y exprtesarte. Como mujer es lo principal, como artista es lo elemental.

Un beso grande, Miranda. Tenés razones para sonreír, dales la prioridad que merecen :)

Miranda dijo...

Anónimo: Prometo contar.

Besos

Miranda dijo...

Circe:Lo sé, hice lo que pude, pero igual me cuesta muchísimo perdonarme, sabes?

besos

Miranda dijo...

Mi luz, mi vida: No sé ni si yo misma puedo entenderlo en toda su dimensión. Espero poder transmitirlo de la mejor manera posible.

un beso

Miranda dijo...

Mañosa: De la cabeza...
Realmente enfermo.

Un beso

Miranda dijo...

Anavril; Gracias?? Gracias a ustedes.
Siempre a ustedes!

un beso

Miranda dijo...

Gritarlealviento:

Te agradezco si es así como se ve desde afuera. Desde mi vereda, fue un infierno y ya no me animo a pensar como será mi futuro.

un beso

Miranda dijo...

Mary reed: Gracias, yo espero lo mismo.

Un besito

Miranda dijo...

Ela : Gracias a vos por intentar manifestarme tu apoyo,

un beso

Miranda dijo...

Noctambula: Muchas gracias. Los unicos que no me presionaron fueron ustedes.

Eso no tiene precio,

besos

Miranda dijo...

Young: Adorable tu comentario.

Gracias!

India Blanca dijo...

Leyendo una revista on line me encontre con que habias vuelto a tu blog...

Si te sirve a vos ara perdoanrte segui adelante...aunque no entienda porque te tenes que perdonar...él eligio su destino...

Cami dijo...

Gracias Mir por tener esa consideracion con nosotros!! lamento que una persona tan enferma te haya opacado la vida de esa manera, al punto de tener que hacerte un adn durante el embarazo -metodo invasivo, no me gustan para nada-. Pero evidentemente era la unica manera de que se convenza. No es tu culpa que eso pasara. Seguramente los trastornos eran de el solito y si no era con vos era con cualquier otra mina que se le cruze en el camino. Lamentable que hayas sido vos. Espero que pùedas terminar de contarnos esta parte de tu vida y que junto con el final del blog puedas darle un final a esa etapa y concentrarte tan solo en tu felicidad y la de tu hermosa familia.
Beso!

Anónimo dijo...

Hola Miru: Como está la bebe? y vos? nos vas a dejar? espero que no y que nos cuentes cosas sobre la bebe y de vez en cuando algo de lo que quieras contarnos de no ser así vamos a saber entenderte. Besotes eternos y siempre te sigo...

Anónimo dijo...

Miru soy selma. Perdón no editaba.

licha dijo...

uhhhh loco !!! un dia sin entrar a internet!! un dia!! y pasa de todo!!!! hasta volvés!!!!

ay ay ay!!!!

espero que ahora no pase tanto tiempo!!!

Fenix dijo...

Mir, te leo desde hace algun tiempo y puedo entenderte porque he vivido cosas similares. Puedo entender que todos los dias te preguntes que hubiera pasado si no hubieses hecho esto o aquello, sin embargo, es algo que debes superar porque la respuesta no la tienes tu, la respuesta siempre fue de él, él eligió que queria hacer, él es EL UNICO RESPONSABLE...

Tu solo eres responsable de una cosa: DE SER FELIZ
y es a lo que debes dedicar tu vida.

Besos desde Colombia

Adriana Miranda dijo...

Hola Miranda, te leeremos hasta el fin de está historia y espero seguir leyendote en otras más, abriendo nuevos días. Un beso desde México

Miranda dijo...

Gracias. A los que siempre están, a los nuevos, y a los que antes no se animaban a comentar pero que ahora lo hacen.

Voy a seguir hasta contarles todo.
Promesa!


beso

M.