jueves, 15 de octubre de 2009

La boda- parte 7



- Salgamos de acá antes de que alguien nos vea - dijo.


Fueron las primeras palabras de Octavio, las que me devolvieron a una realidad que incluía el pelo desaliñado y el maquillaje aún más corrido que antes.


- Andá vos, necesito arreglarme. ¿Dónde quedó mi carterita?


Me agaché para mirar por debajo de la puerta y alcancé a verla, apoyada junto al espejo. Cuando intenté levantarme, un malestar que no podía detectar de donde provenía se ocupó de recordarme que la mezcla de alcohol y sexo no traía buenas consecuencias.

- ¿Te sentís bien? - me preguntó Octavio - ¿Estás pálida?

- Hmm, no, la verdad es que no me siento para nada bien. Tengo una calesita instalada entre mi estómago y mi cabeza.

Me abrazó y me dio un beso en la frente que me obligó a cerrar los ojos y sentir como todo daba vueltas en mi interior.

- Andá, andá, dejame sola -dije

- Bueno, no tardes.

Se acomodó el pelo y alisó su camisa con ambas manos antes de atravesar la puerta. El ruido de la música se coló por la abertura y la imagen de Clara disfrutando de su fiesta fue lo único en lo que traté de pensar para intentar sentirme mejor.

Busqué en mi cartera el rubor y el brillo para labios aunque hubiera necesitado un producto capaz de borrar las ojeras y la culpa que me invadía en igual proporción.
Algo tan pesado como un montón de piedras se adueñó de la boca de mi estómago y no tuve otra alternativa que volver al baño para expulsarlo. Vomité litros de alcohol y otro tanto de preocupación y vergüenza.

Me mojé la cara y traté de retocar la palidez de mis mejillas. Después me ocupé de delinear lo morado de mis labios y de cubrirlos con un poco de color.
Aquella que veía frente al espejo era una Miranda confundida, desorientada, que maquillaba su cara y sus dudas como único recurso.

¿Qué había hecho? ¿Qué ganaba al revolcarme con Octavio en el baño de la fiesta de mi mejor amiga? ¿Cuál era el rumbo que pretendía que tomara mi vida a partir de ese hecho? ¿Qué lugar ocupaba Javier en la historia?

Miles de preguntas pulseaban buscando una respuesta que yo era incapaz de darme a mi misma.
Ni siquiera había podido hablar con Octavio para saber cuáles eran sus intenciones para conmigo.


Una señora entró al baño y fue la excusa perfecta que encontré para volver al salón. La música y las luces parecían empeorar mis sensaciones, hasta que la vi a Clara, haciéndome un gesto para que me acercara.
Me abrazó sin dejar de bailar y me dijo al oído:

- Te quiero, amiga. Perdoname por poner a Octavio en tu mesa. Creeme que no fue culpa mía.

- No te preocupes, tal vez mañana tenga que agradecértelo.

Me miró sin entender, esperando que completara mi respuesta.

- Nada - agregué - cuando termine la fiesta te cuento, ahora divertite que es tu momento.


Traté de mover los pies y de recobrar un poco de la gracia que la noche me había robado.
Mientras intentaba bailar con Clara y el resto de los invitados mis ojos sólo buscaban reconocer la silueta de Octavio entre la gente.
No lo veía por ningún lado. La mesa estaba vacía y en la pista de baile no podía encontrarlo.
Me tranquilicé cuando vi su saco colgado sobre el respaldo de la silla.

- Al menos no se fue - pensé - Ya encontraré un momento para hablar con él y aclarar todo.

Seguí bailando, esforzándome por lucir contenta, cuando alguien me abrazó desde atrás.

Me di vuelta, segura de que iba a sorprenderme la cara de Octavio, regalándome una sonrisa.

Lo que jamás hubiera imaginado es que la sorpresa llegaría, pero no precisamente de la mano de Octavio.

24 comentarios:

Circe dijo...

Q intriga!!!! No demores mucho y SEGUÍ!!! je je

La impuntual... dijo...

Si era de Javier... no te pezcó por poquito, eh?

Anónimo dijo...

No podes ser tan guachaaaa!!!!!!
malaaaa!!!!! jaja

para mi que era Javier!!! no???

Besos!
Estefi

yo, mamuchi dijo...

Y todas pensamos lo mismo que era Javier!!!!!!!. Tal vez era esa cuota de realidad que necesitabas.
Igual cada vez estoy mas intrigada
Besos

mia dijo...

Esto es injusto!!! estas re colgada mir! y encima seguro que era javier que bardo!!! quiero saber más!

asi que esto es el sexo dijo...

Si llega a ser Manuel, sería un embole jajaja.

Nana Banana dijo...

Si si apuesto que era Javier. Me encanto! Como terminará ese casamiento dios!
Actualiza logo please!
Beijos!

martin_mettica_joyas dijo...

Si es Javier me muero del amor!!!!!
Si es Manuel... tétrico.

Espero ansiosa la definición.

Saludos!

Andrea

Miranda dijo...

Tranquilas, tranquilas...si era Manuel corría sangre!

Fue un poco mas liviano el asunto. Un poco...

besos a todas y perd{on pro el cuelgue pero ando AGOTADA!

muacks!

Mi vida en Rosa dijo...

POR QUE NOS HACES ESTO?

QUIEN ERA?

Camii dijo...

yo tamb pienso qe era Javier qe vino de sorpresa jajaja. Qe quilombo :S
beso!

Adri dijo...

Ayyyyyyyy pero no tardes tanto la próximaaaaaaaaa Seguro era Javier!!

yanina dijo...

que no sea javier que no sea javier que nosea javier!!!! QUE NOSEA!!!

espero que no sea ningun hombre!!

alguna amiguita o algo asi!!!

Vir dijo...

javier no puede ser...o si?

NoeliaC dijo...

Jodeme que era Javier!!!!!!!
Aiii Miranditaa



Beso

SELMA dijo...

ERA MANUEL QUE INOPORTUNO QUE LO PARIÓ. ESPERO SEA JAVIER Y QUE PUEDAS HABLAR CON OCTAVIO. BESOS.

La impuntual... dijo...

Y??? t diré que necesito más de tu droga, quiero decir de tus posts... besos!

val dijo...

Javier no puede ser... O Manuel o un fantasma, que serían antagónicamnte iguales.

Miranda dijo...

Me matan con sus comentarios...hay de las que aseguran que fue Javier y las que ni piensan en esa opción.
Es increible como una misma situación puede generar apreciaciones opuestas en la gente, no?

Por suerte parece que tengo un tiempito para poder contarles como sigue...

besos a todas!

Palas dijo...

o.0 Javier?

jajaj tiempito? vos queres matarnos conla intriga jajajaj saludos Miranda!

dolores dijo...

esta intriga esto no es justo!!!
espero que no sea Javier, no creo...

Alfa dijo...

Mir, Me quedo a esperar el post!!
Besos!

La impuntual... dijo...

Y????????????????????????????????????????????????????????????

Viajera.-* dijo...

La impulsividad no es amiga del hombre!
Quién apareció? Si fue Manuel, yo mismita lo voy a ir a ahorcar!
Te sigo leyendo, abrazos!